HISTORIA DEL MÉTODO PILATES


Joseph Hubertus Pilates nació en un pueblo cerca de Dusseldorf en 1880. Sufrió de asma, raquitismo y fiebre reumática. Estas enfermedades y la ineficacia de las técnicas existentes le dirigieron a estudiar el cuerpo humano y a esbozar su propio método. Cuando estalló la primera guerra mundial entrenó a sus compañeros, que más tarde superarían sin problema una gran epidemia de gripe.

 Para los más débiles y enfermos montó sobre las camas un sistema de poleas y cuerdas para ejercitar los músculos, lo cual fue el origen de algunas de las posteriores máquinas por él ideadas (reformer, cadillac, silla y barril). Con el tiempo desarrollaría un gran número de ejercicios para ser realizados en ellas, así como otros para ser practicados simplemente en el suelo, sobre una colchoneta.

Tras la guerra, le ofrecieron hacerse cargo del entrenamiento del "nuevo ejército alemán" y hay versiones que señalan que decidió emigrar a los Estados Unidos porque no le gustaba la dirección política que estaba llevando Alemania. Otras versiones apuntan a una invitación hecha por un campeón mundial de Boxeo de los pesos pesados, bajo la promesa de financiarle allí un estudio de Pilates. Sea como fuere, durante su viaje conoció a Clara, que más tarde sería su esposa. Juntos fundaron en 1926 el primer "Pilates Studio" oficial en la 8ª avenida 939 en Manhatthan, Nueva York.


Allí empezó a impartir su método, La "Contrología", y rápidamente se difundió las habilidades de sus ejercicios para la rehabilitación de lesiones. Acudían a él estrellas del cine, bailarines, gimnastas, médicos... En la década de los 30 y de los 40 se convirtió en una parte intrínseca de la capacitación y la rehabilitación de los bailarines.

Pilates escribió dos libros: “Your Health (Tu salud), en 1934, y “Return To Life” (Volver a la Vida), en 1945, un fino tratado sobre su filosofía. En este libro, escribe con pasión, que si su método se adoptara universalmente y se empleara como texto en nuestras instituciones educativas, todas las facetas de la vida, “desde lo individual hasta lo universal” mejorarían.

En enero de 1966 hubo un incendio en su edificio. Murió a causa de una insuficiencia respiratoria en 1967.

Cuando Joe falleció no dejó testamento que designara sucesor para continuar sus enseñanzas. Llegada Clara a una edad avanzada le pidió a Romana Kryzanowska que asumiera la dirección del estudio, continuando la labor de conservación y difusión del método de J. H. Pilates.

Un momento decisivo e histórico tuvo lugar con relación al juicio relacionado con el tipo de marca, que comenzó en enero de 1996, y finalizó en octubre de 2000 en la Corte del Distrito Federal de Manhattan. En él se disputo los derechos sobre el nombre de Pilates como marca registrada. La sentencia canceló la marca Pilates. El tribunal dictaminó que Pilates es una designación genérica de un método de ejercicio (tales como Yoga o Kung Fu); que la palabra Pilates se ha convertido en algo asociado con este tipo especial de ejercicios y principios controlados.

A partir de esta sentencia, se produjo una explosión en cuanto al interés por las disciplinas de la mente y el cuerpo.


El sistema Pilates se enseña en los principales países de todo el mundo y actualmente, son más  de doce millones de personas las que lo practican. Joe sabía que su trabajo llevaba “50 años de adelanto a su tiempo”.


Autora: Estela Franco

Director técnico de Pilates. PMA (R)-CPT ID 12752.

Comentarios

Entradas populares de este blog